HISTORIA DE LA FERIA DE SEVILLA, UN PASEO CON LA ARISTOCRACIA Y LAS ESTRELLAS DE CINE

Pedro Manuel Fernández Muñoz

Ya ni Hollywood, es lo que fue Hollywood, ni Cinecitta o la Gaumont son lo que eran… En cierta manera, tampoco la realeza europea lo es… el aura mágica que envolvía a los personajes de esos mundos parece haberse desvaído. Pero existe un escenario, por donde en otro tiempo paseaban su glamour estas personalidades, que se mantiene imperturbable en cuanto a su encanto… pese a ser un barrio de naturaleza efímera, nos referimos a la Feria de Abril de Sevilla.

La familia real de Holanda en la Feria de Sevilla en abril de 2019 Sabido es que los actuales reyes de Holanda, Guillermo Alejandro y Máxima se conocieron en la Feria de Abril de 1999, y veinte años más tarde en 2019, durante la última Feria que se celebró antes de la pandemia del Covid19, tuvimos la oportunidad de volverlos a ver pasear por la Feria de Abril, vistiendo el traje de flamenca tanto las Reina de Holanda como sus hijas las tres princesas de los Países Bajos, sin lugar a dudas este tipo de imagen icónicas son un refuerzo a la buena imagen y promoción turística de Sevilla, esperemos ver algún día dar igual ejemplo a la actual Familia Real española.

Forma parte este paseo de los Orange-Nassau  por la Feria de Abril de una larga lista de visitantes ilustres que arrancan en los años previos a la Exposición Iberoamericana de 1929 y que sitúan definitivamente a la Feria de Abril en el plano de los eventos internacionales anuales, como pudieran ser el Rallye de Montecarlo o las carreras de caballo en Ascot.

La Feria de Abril es un evento enmarcado en las llamadas Fiestas de Primavera, de creación relativamente reciente pues la primera se celebra en 1846 a iniciativa de dos concejales José María Ibarra y Narciso Bonaplata, y con carácter mercantil de compra y venta de ganado, es por tanto una fiesta que tiene su origen en el estado liberal recién implantado en España en ese momento, siendo por tanto una fiesta de raíz burguesa y laica, al contrario de las fiestas tradicionales de España, que como país perteneciente a la cultura católica, celebra sus festividades con origen y justificación religiosa.

La pintura costumbrista de la segunda mitad del siglo XIX nos ofrece una imagen alegre e idílica de la Feria de Abril, plagada de personajes con trajes populares en la línea de gusto romántico de la época, postromántico habría que decir, y con resonancias costumbristas que recuerda las romerías y verbenas madrileñas pintadas por Goya, así podemos encontrarlo en las pinturas de Andrés Cortés Aguilar, Joaquín Domínguez Bécquer o Jiménez Aranda. La Feria sería visitada en 1863 por la Emperatriz de los Franceses, Eugenia de Montijo… la siguiente visita regia será la de la Reina Isabel II de España en 1877, reinando ya su hijo el Rey D. Alfonso XII, visita que repetiría en 1883 y 1884.

Reina Victoria Eugenia en la Feria de Sevilla en 1930 Y con esas potencialidades estéticas, llega la Feria a los años previos a la Exposición Iberoamericana de 1929, donde el estilo artístico será el Regionalismo. En esos años asisten  a la Feria los Reyes de España Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia de Battemberg, que realizarán su primera visita a la Feria de Abril el año 1916. Existe una fotografía de la Feria de 1930 en la que se ve a la Reina a caballo, al parecer llovió y la Reina de España se refugió en la caseta de la Peña “er 77” una conocida caseta de cuando la Feria se montaba en el Prado. Se dice que dos miembros de la peña, y almas mater de ella, apodados “el marqués de las Natillas” y “el Conde de las Cabriolas” invitaron a la Reina a aceitunas gordales y manzanilla.

En 1953, año en que se firmaron los llamados “Pactos de Madrid” entre E.E.U.U. y España, con los que se acababa con el duro bloqueo internacional impuesto a España tras la Segunda Guerra Mundial, visitó por primera vez la Feria de Abril el General Francisco Franco y su esposa Doña Carmen Polo. Este año marca el despegue turístico de España interrumpido por la Guerra Civil española y por la IIª Guerra Mundial, y sus consecuencias desfavorables para nuestro país.

Antes de este cambio de rumbo en la política exterior se pudo ver en la Feria de Sevilla de 1950 a una de las Estrella del Cine más importantes del momento, que era denominada por esos días como “el animal más bello del mundo”, Ava Gadner.

Ava Gardner en la Feria en 1950 En Abril de ese año Ava Gadner se encontraba rodando “Pandora y el Holandés errante” en la Costa Brava, la actriz se desplazó a Sevilla y se la pudo ver vestida de flamenca en el Feria y en el patio de la Montería del Alcázar, toda una promoción para la Ciudad y para la moda flamenca.

La revista Estela en su número 9 de 1950 recogía además de la boda de Doña Carmen Franco Polo con el Marqués de Villaverde, (que fue portada), un reportaje sobre la visita de Ava Gardner a la Feria de Abril de Sevilla titulado  “Ava Gadner en la Feria”. La prensa del corazón de entonces era crónica social y era un género amable que no vilipendiaba a los famosos, por otra parte las celebrities lo eran o por provenir de ilustre cuna o por méritos fundamentados propios… 

Una de las tragedias de nuestro tiempo es que se ha confundido la ordinariez con lo glamouroso y estiloso, con lo digno de ser imitado… Ava en estas fotografías refleja naturalidad, cercanía, casticismo, elegancia,… estilo y glamour. Las fotografías de Ava en la Feria reflejan una enorme capacidad de empatizar e integrarse sin complejos de superioridad en el ambiente, la sencillez en el trato es signo de elegancia…  Cada una de las fotografías que tenemos de Ava Gadner en la Feria de Abril podrían servir como postales para promocionar la Ciudad de Sevilla, pues desprenden encanto, simpatía, elegancia y sevillanía,… e igualmente se podría hacer con la del resto de ilustres visitantes que vamos a comentar a continuación.  

En 1958 se rodó en Sevilla la película francesa  “La femme et la pantin”, dirigida por Julián Duvivier e interpretada por una de las Estrellas de cine europeo más importantes en ese momento, Brigitte Bardot, el rodaje coincidió con la Feria de Abril de ese año, y por supuesto la actriz visitó la Feria existiendo numerosas imágenes de ello que se publicaron en la prensa internacional, con títulos como “Feria pour Brigitte”. Los beneficios que fotografías y reportajes como estos aportaron a la imagen de Sevilla fueron impagables. De hecho la Bardot protagonizaba vestida de flamenca la portada de la revista PARIS MATCH del 3 de Mayo de 1958… y mientras la Ciudad se promocionaba.    

A la Feria de Abril de 1960 viene la Princesa Soraya de Persia, la exesposa del Emperador Reza Pahlevi paseo a caballo por el Real de la Feria, vestida de corto y tocada con sombrero de ala ancha.

Ese mismo año visitó la Feria de Sevilla Rita Hayworth, Rita tenía raíces sevillanas en las localidades de Paradas y Castilleja de la Cuesta. Su abuelo Juan Antonio Anselmo de los Dolores Cansino Avecilla, nacido en 1863 era hijo de un criador de caballos de Paradas, fue guitarrista y bailaor, y además de tener nueve hijos se estableció en Castilleja de la Cuesta teniendo academia en Sevilla, y después en Madrid. Uno de sus hijos, Eduardo Cansino Reina que era bailaor, fue el padre de Rita. En esta visita a Sevilla la actriz no pudo ir a Castilleja pues tuvo que salir precipitadamente de la Ciudad al enterarse de que su tercer marido del que había salido huyendo, el Príncipe Aga Khan, había llegado a Sevilla.

La influencia de la literatura, y posteriormente el cine, en la visión de Sevilla es muy importante, en 1941 Rita Hayworth bajo la dirección de Rubén Mamoulien hicieron mucho por ello con el rodaje de “Sangre y Arena”, película basada en la novela del mismo nombre escrita por Blasco Ibáñez. Aunque la película fue rodada en Hollywood con decorados recreando Sevilla e incluso las vistas de la Giralda, produjo un efecto publicitario sobre la ciudad igualmente importante, que sin duda influyó en la decisión de muchos visitantes cuando mejoraron las circunstancias políticas en los años 50 y 60.

Orson Welles en la Feria de Sevilla En 1962 visitó la Feria de Abril otro exmarido de Rita Hayworth, el inteligentísimo director de cine y actor Orson Welles, pudiéndosele ver pasear en coche de caballo por el Real de la Feria. Welles era un genio, uno de los talentos artísticos más notables del siglo XX, hombre de fina sensibilidad que gustaba de mezclarse con lo local. Además para honra de los españoles era un enamorado de España y un magnífico embajador de nuestra cultura.

Orson Welles en su juventud estuvo viviendo cuatro meses en Triana durante el año 1932, se vino de E.E.U.U. para Sevilla a aprender a torear pues estaba enamorado de España y de los toros. En 1938, seis años más tarde, revolucionaría América con la emisión radiofónica de “La Guerra de los Mundos”. Solía venir a nuestro país con frecuencia, donde cultivó muchas amistades, de hecho sus cenizas están en Ronda.

En 1964 estuvo de nuevo en la Feria de Sevilla, en esa ocasión venía acompañado de su hija Beatrice, nacida de su tercer matrimonio con Paola Mori.   

En una mañana de Feria del año 1965 se pudo ver paseando a pie por la Feria al matrimonio formado por Audrey Hepburn y Mel Ferrer, toda una lección de naturalidad y sencillez… Audrey, que era la quintaesencia de la elegancia y el estilo, puso durante su vida en práctica una frase de Ella que se ha hecho famosa: “Elegance  is a attitude”, (“La Elegancia es una actitud”). 

Audrey Hepburn, el año antes de su visita a la Feria de Abril, había obtenido un éxito enorme con su trabajo en la película “My Fair Lady”, era por tanto la estrella de cine más admirada del momento, y sería portada de HOLA una foto suya montando a caballo por la Feria junto con su marido. 

En 1966 vienen a la Feria de Sevilla los Príncipes de Mónaco  y Jackeline Kennedy… La portada de HOLA fue para Grace, comenzando la Feria ese año el 19 de Abril.

Grace y Rainiero de Mónaco en la Feria de Abril de Sevilla La imagen que inspiraba la visita de este tipo de personalidades situaba a la Feria de Sevilla dentro de los círculos internacionales del glamour, la elegancia y el turismo de élite. A día de hoy, en estos tiempos del low cost, nadie podría conseguir unos efectos tan eficaces en la promoción turística de un sitio o evento como lo que con muchos menos medios se hizo en los años 50 y 60.

El traje de Lina que llevaba la Princesa de Mónaco fue un regalo de la ciudad de Sevilla, Grace se lo agradeció al alcalde Félix Moreno de la Cova diciendo estar “verdaderamente encantada” con “ese precioso traje andaluz que procuraré llevar con la gracia envidiable de la sevillana.

Vemos por estas palabras y la actitud de los personajes, vistiendo un regalo, agradeciéndolo y mezclándose en la celebración de un evento… El perfil de la Princesa, sería esculpido en piedra en la fachada del Ayuntamiento de Sevilla, por el escultor y catedrático de Bellas Artes Manuel Echegoyán, este artista fue encargado de terminar esta fachada neo-plateresca, falleciendo en 1974 sin haber concluido su obra, junto a los de la princesa los otros dos medallones son retratos de él y de su esposa.

Jacqueeline Kennedy, la Condesa de Romanones y la Duquesa de Alba en la MaestranzaEn 1966 Jacqueline Kennedy vino a la Feria de Abril siendo huésped de la Duquesa de Alba en el palacio de las Dueñas. Era en ese momento una de las mujeres más famosas del mundo pues sólo hacía tres años que había enviudado del presidente Kennedy, vestida de amazona con una chaquetilla corta de color rojo fue portada de la revista LIFE, así mismo se la pudo ver,  tocada de blanca mantilla, en la Real Maestranza asistiendo a una corrida de toros acompañada por su anfitriona la Duquesa Cayetana de Alba, y por su compatriota Aline Griffith, Condesa de Romanones y a la sazón espía de la C.I.A.

Los Reyes de España Don Juan Carlos I y Doña Sofía también han visitado en varias ocasiones la Feria de Abril, haciéndolo por primera vez siendo aún príncipes en el año 1968.